Ocasiones en las que los accidentes no son tan inesperados

Hay veces en las que las desgracias se ven venir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *