Las técnicas de tortura más brutales de la historia

De lo que puede ser capaz del ser humano, a veces es aterrador

Desde los albores de la humanidad la tortura ha formado parte de las civilizaciones de cualquier lugar del planeta, por muy avanzadas y estructuradas que pudieran ser. Y aunque el hacer daño a un enemigo quizá esté en nuestra propia esencia humana, lo inquietante no es el hecho en sí, sino las imaginativas formas que las mentes más depravadas diseñaban para hacerlo, demostrando un sentido sádico que a veces no tiene mucho que ver con ese teórico sentido de la supervivencia.

Seguro que te quedas sobrecogido con esta macabra lista de ideas e instrumentos para infligir dolor ajeno, dinos qué opinas y compártelo si te apetece:

1. Arrastrado, colgado y descuartizado

1

Durante la Edad Media en Inglaterra, esta era la pena por alta traición, y aunque se anuló en 1814 fue la responsable de la muerte de miles de personas. Con esta técnica el reo era arrastrado sobre un madero hasta el lugar de la ejecución, donde se le ahorcaba durante un corto período de tiempo hasta estar cercano a la muerte; entonces lo destripaban y lo castraban, y quemaban sus vísceras y sus órganos genitales delante de él, para después ser decapitado y descuartizado.

2. La sierra de la tortura

2

Con este método, la víctima era colgada boca abajo para que la sangre llegara hasta la cabeza y pudiera estar más tiempo consciente; luego, se le empezaba a aplicar el serrado desde las ingles hacia abajo, llegando la mayoría de las veces hasta el estómago y dejándolo ahí para alargar su agonía.

3. El potro español

3

De todos los instrumentos de tortura durante el período de la Inquisición española, éste puede ser el más terrible. La víctima era desnudada y sentada a horcajadas durante esta estructura de madera coronada de cuchillas, y después se le colgaban pesos a los pies hasta que las cuchillas penetraban en su cuerpo tan hondamente que morían desangradas.

4. La rueda

4

Este dispositivo alargaba la agonía de la víctima de un modo extraordinario, pues después de haber sido golpeada para dislocarle todas sus extremidades y romperle la mayoría de los huesos, se le amarraba a una rueda de carro con los brazos extendidos y las piernas hacia la cabeza, y permanecía así en la intemperie o bien alzada en algún lugar, hasta que la deshidratación o los animales acababan con su vida.

5. El matrimonio republicano

5

Usado durante la Revolución Francesa, este método de tortura es atribuido a Jean-Baptiste Carrier, y consistía en atar a dos personas juntas desnudas, preferiblemente de distinto sexo, y tirarlas a un río para que se ahogaran, usando espadas o bayonetas si no encontraban una corriente cerca. Muchos sacerdotes y monjas sufrieron este suplicio.

6. Tijeras de cocodrilo

6

Este artefacto se utilizaba para amputar los miembros de aquellos que atentaban contra la vida del rey, pues sus dientes simulaban una pinza que se calentaba al rojo vivo y se aplicaba a la víctima con ese fin.

7. El desgarrador de senos

7

Este instrumento de tortura se usaba exclusivamente en mujeres ya desde los tiempos del Imperio Romano, y consistía en aplicar sus puntas, ya fueran frías o al rojo vivo, sobre los senos femeninos hasta desgarrarlos por completo.

8. Zapatos de cemento

8

La tortura preferida de la mafia americana para castigar a los traidores, que consistía en introducir los pies de la víctima en bloques de cemento, y una vez seco se le arrojaba vivo al mar para que murieran ahogados.

9. La silla de la tortura

9

Este instrumento empezó a usarse durante la Edad Media y continúo hasta principios del siglo XIX, como un modo de arrancar confesiones ante la perspectiva de una horrible tortura. La silla, hecha de hierro, tenía un número de púas afiladas que podía oscilar entre 500 y 1500, y unas correas que se ajustaban al cuerpo de la víctima para inmovilizarla mientras soportaba terribles dolores; en ocasiones, podía incorporar una oquedad bajo el dispositivo donde se colocaban brasas ardientes, incrementando así el dolor de la tortura.

10. Ratas

10

Sabiendo el miedo visceral que el ser humano tiene a las ratas, este método de tortura raya en el sadismo, pues consistía en atar un cubículo lleno de estos roedores al cuerpo del condenado, abierto por un costado mientras en el otro lado se aplicaba calor; el instinto natural de las ratas las hacía ponerse a salvo por el único lugar que tenía salida, así que atravesaban el cuerpo de la víctima con sus dientes hasta poder salir.

11. Cortador de lengua

11

Con este objeto con forma de pinza se cortaba la lengua de las víctimas, usando su extremo para agarrar el apéndice bucal y el tornillo para ir haciendo presión hasta que se producía el corte.

12. El potro

12

Diseñado para dislocar las extremidades de la víctima, este aparato tenía una construcción y un funcionamiento sumamente fáciles, pues consistía en una superficie horizontal con un rodillo en cada extremo, a los que se ataban los brazos y piernas del torturado para empezar a estirarlos dando vueltas con una manija.

13. La guillotina

13

Este instrumento  es bastante famoso y se usó principalmente durante la época en Francia que se denominó Régimen del Terror; a pesar de eso, como la muerte era instantánea una vez que la cuchilla alcanzaba la cabeza del reo, no es considerada como una técnica de tortura, o al menos una de las menos dolorosas.

14. La cuerda

14

La cuerda es un método de tortura simple y relativamente fácil de conseguir, pues este objeto es bastante común y además sirve para un sinfín de maneras de infligir dolor a un enemigo: atado a un árbol para que sea víctima de los animales salvajes, atado a caballos para su descuartizamiento, o simplemente amarrarlo a un sitio algo para luego lanzarlo al vacío, con lo que se dislocaban sus articulaciones.

15. Tornillo de mariposa

15

Este instrumento servía para arrancar confesiones, pues se usaba para destrozar los huesos de las manos lentamente, causando un dolor inimaginable.

16. El cajón

16

Uno de los métodos más usados durante la Edad Media, que consistía en la fabricación de un cajón de metal de aproximadamente el tamaño de un hombre, que se colgaba a la intemperie y cuyo final solía ser la muerte por deshidratación y las heridas causadas por las aves

17. La doncella de hierro

17

Este aparato consistía en un armario de hierro, cuya puerta estaba cubierta en la parte interior por afiladas cuchillas, colocadas estratégicamente para alcanzar lugares del cuerpo que no eran mortales de necesidad, pero que podían causar la muerte al cabo de un par de días además de sufrir mucho dolor; se dice también que algunas de estas cuchillas eran movibles desde el exterior, por lo que las punciones podían variarse y alcanzar otros lugares del cuerpo para incrementar la tortura.

18. Rociador de plomo

18

Este instrumento con forma de sonajero, aunque con el extremo agujereado, se rellenaba de plomo, plata, agua o aceite hirviendo, que se dejaba gotear sobre el cuerpo de la víctima, en los lugares más sensibles.

19. La cuna de Judas

19

Ese artilugio se basaba en el empalamiento para infligir su castigo, pues la víctima, desnuda y atada de pies y manos, era colocada sobre la cima de la pirámide coincidiendo su ano o vagina con la cúspide de la misma, lo que la iba desgarrando poco a poco.

20. Cruxifición

20

Practicado desde la antigüedad y utilizado aún en algunos países, la cruxifición es tristemente conocida por los cristianos sobre todo; una forma de ejecución dolorosa y prolongada, que consiste en clavar al reo a un madero en forma de cruz, que se deja al aire libre hasta que se produce la muerte en un plazo frecuentemente de varios días.

21. El collar

21

Este ingenioso artilugio se le colocaba a la víctima buscando una confesión, pues aunque no tenía por qué causar la muerte en principio, obligaba al que lo llevaba a pasar días sin poder colocarse en posturas cómodas, ni realizar acciones como acostarse, comer o agachar la cabeza.

22. El tenedor de herejes

22

Usado también durante la Inquisición y el período de herejías, este instrumento consistía en una correa que se ajustaba al cuello, y que sostenía un hierro con púas afiladas en cada extremo, uno apoyado en el esternón y otro bajo la barbilla. El resultado era que la víctima no podía dormir durante días, pues en cuanto bajaba el mentón las puntas perforarían su cuerpo.

23. Empalamiento

23

Vlad el Empalador hizo famosa para la historia esta forma de tortura en el siglo XV: las víctimas eran obligadas a sentarse sobre un poste de punta afilada, que cuando era alzado se introducía en sus cuerpos poco a poco, llegando a atravesarlos hasta la muerte con el natural deslizamiento.

24. El toro de Falaris

24

Atribuido a un tirano griego, este instrumento de hierro tenía forma de toro y una puerta por la que se introducía a la víctima, y una vez cerrado a cal y canto se ponía sobre un fuego; el metal se calentaba de forma impresionante, y el torturado moría literalmente asado mientras profería grandes gritos de dolor que asemejaban los bramidos del toro.

25. La bañera

25

Esta forma de tortura consistía en atar y sumergir a la víctima en una tina de madera, dejando su cabeza fuera, que se cubría de leche y miel para que acudieran las moscas; se le alimentaba regularmente, y al cabo de unos días moría rodeado de sus excrementos y de los insectos que se habían ido comiendo su cuerpo.

Fuente: LIST25.COM

 

Deja un comentario