La hermosa historia de Pirata, el gato abandonado

Porque los animales dan en mayor medida que reciben

Un día lluvioso en pleno mes de diciembre, una mujer que venía de la compra encontró un pequeño gatito abandonado, gris, mojado, aterido de frío y con una fea herida en uno de sus ojos.. La señora, verdadera amante de los animales, no pudo resistirse a ayudar a ese pequeñín de meses que estaba abandonado y que seguro moriría pronto si no lo ayudaban, así que no lo dudó y lo llevó al veterinario más cercano.

Después de examinarlo, el doctor le aseguró que la herida del ojo no tenía remedio y que habría que extirparlo, pero que el animal, que en realidad era adulto de unos 2 años de edad a pesar de su aspecto, y de un bonito manto atigrado en vez de gris, estaba demasiado desnutrido y débil para enfrentarse a la operación. La mujer y su familia accedieron entonces a dejarlo en la clínica y ocuparse de su recuperación hasta que pudiera pasar por el quirófano, y después adoptarlo inmediatamente.

Y afortunadamente todo salió a la perfección. Pirata, que ese fue el nombre que le pusieron, es ahora miembro de una familia muy feliz.

Así fue el día en que la mujer encontró al minino

1

El animal estaba muy delgado, sucio, con la oreja herida y un espeluznante corte en uno de sus ojos

2

La mujer adoraba a los animales, así que no podía dejarlo desamparado

3

Su estado era muy grave, pero el veterinario logró salvarlo con sus cuidados

4

Tuvieron que extirparle el ojo quirúrgicamente, y después siguieron cuidándolo en el hogar de su nueva dueña.

5

Por fin se recuperó gracias al cariño y al cuidado de su nueva familia

6

Para ellos, Pirata es el gato más maravilloso del mundo

7

“Sabemos que está agradecido por que le hayamos salvado la vida, pero… nosotros lo estamos más por haberlo hecho.”

8

El antes y el después de Pirata

12

Fuente: BOREDPANDA.COM

Deja un comentario