La expulsaron de un local donde no se podía fumar, y su reacción fue totalmente imprevisible

vid-1-2

Para ti, chica, si alguna vez estás atrapada en una situación difícil y necesitas salir de ella rápidamente, tienes un arma infalible más cerca de lo que crees.

En estas imágenes tomadas en Kazajistán, y cedidas por la cadena de televisión CCTV, puede verse cómo una mujer utiliza sus pechos como arma de combate contra un guardia de seguridad que le prohibió fumar en un local.

La escena comienza con la imagen de la mujer entrando en el lugar con un cigarrillo encendido, cuando rápidamente se acerca el guardia y, suponemos, le dice que no puede fumar en el interior del edificio.

vid-2

Al parecer, ella no parece muy feliz con esto y empuja al guardia hacia una esquina. Entonces él, en un movimiento que para muchos podría parecer machista, se la sube al hombro y se la lleva hacia el exterior.

Sin embargo, ella vuelve para desafiarlo, se quita la camiseta y le grita: “Si vuelves a ponerme las manos encima, te veré en los tribunales”, según The Mirror.

vid-2-2

El guardia se queda bastante confuso, y entonces ella se lanza sobre él, que reacciona retirándola e intentado taparle los pechos, cosa que quizá pueda costarle como mínimo una amonestación. Al final, no se arruga ante la amenaza y consigue echar a la mujer a la calle.

Aquí tienes el video de la escena completa:

Fuente: UNILAD.CO.UK

Por descontado que esta no es manera de arreglar nada, así que comparte este post para que quede claro qué es lo que no se debe hacer nunca para defenderse, ya se tenga o no la razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *