Ciertos mamíferos a los que la gente no les tiene mucho cariño

Aunque en general la especie de los insectos es la que se lleva la palma en cuanto a cantidad de gente que la odia, hay un cierto número de mamíferos que tampoco es que sean demasiado queridos. ¿Te sorprende? Aunque la verdad es que muchos de ellos pueden encontrarse a veces como mascotas, en estado salvaje no los soportamos porque destrozan nuestras propiedades, hacen mucho ruido, nos atacan o nos transmiten enfermedades.

El ranking de mamíferos más odiados cambia dependiendo de la cultura o la ubicación geográfica: los españoles por ejemplo adoramos ver a los elefantes cuando vamos a los zoológicos y nos parece un animal adorable, pero por contra un hindú que tiene que ver cómo a menudo le destrozan sus tierras seguramente no los tenga en muy alta estima.

Puede que muchos de los miembros de esta lista no te sorprendan en cuanto a su inclusión en ella, pero seguro que a otros ni siquiera te los esperabas:

1. La hiena

1

A pesar de ser un carroñero, la hiena puede convertirse en depredador si no hay suficientes cadáveres a su alrededor para alimentarse; se han dado casos en los que, durante la guerra, este animal ha desarrollado el gusto por la carne humana de los cadáveres, volviéndose después un cazador de hombres si no tiene suficiente carroña cerca.

2. El zorro rojo

2

Este lindo animal ha sido controlado en sus hábitats naturales, pero en Australia, donde fue introducido en 1800 para la caza, se ha convertido en una amenaza. A menudo penetra en las granjas y acaba con las crías de sus animales, y también puede ser transmisor de la rabia.

3. La zarigüeya

3

La zarigüeya es una especie de marsupial autóctona de Australia que se introdujo en el siglo XVIII en Nueva Zelanda, y que se ha convertido en una auténtica plaga y amenaza para las hojas de eucalipto y algunas especies de aves; y para colmo, puede transmitir la tuberculosis bovina.

4. El tejón de la miel

4

Este mamífero ostenta el título de “el animal más feroz de la Tierra”, y fue usado durante años para interceptar a otros depredadores de sus presas, gracia a su piel dura y robusta; pero por contra, es tan resistente que ni los perros ni las armas hacen mella en él cuando ataca al ganado, y eso que no caza sólo para comer, sino para tener excedentes.

5. La nutria

5

Las crías de nutria fueron sacadas de su hábitat natural en América del Sur para usar su piel como material textil; ahora vagan en plan salvaje por amplias zonas de pantanos y humedales, alimentándose de sus plantas y arremetiendo contra presas y diques, por lo que son las causantes de muchas riadas e inundaciones de campos de cultivo.

6. El ciervo

6

Para los conductores de zonas boscosas y montañosas los ciervos son unos animales realmente odiados, pues suelen aparecer por las carreteras sin previo aviso, causando alrededor de 1 millón y medio de accidentes al año y la muerte de 150 personas solamente en EEUU.

7. Perro salvaje africano

7

Por contra de lo que se cree, el perro salvaje africano es el mayor depredador del continente: frente al 10% de éxito en cacerías del león, este animal alcanza el 80% (irónicamente, uno de sus depredadores es el rey de la selva). Para los nativos etíopes, el perro africano se ha convertido en una fuente de temor, llegando a pensar que con sólo mojar la punta de la lanza en su sangre, las heridas que se inflijan a su enemigo serán mortales.

8. El mono

8

Especialmente en Asia, los monos no son animales muy queridos. A pesar de que en La India es adorado como el dios Hanuman, el mono destruye muchos cultivos en esa zona, transmite la rabia e incluso han atacado a seres humanos.

9. El ornitorrinco

9

Originario del este de Australia, el ornitorrinco es un animal venenoso, capaz de inyectar su ponzoña a través de un espolón que tiene en su pata trasera, tan potente que puede matar a un perro; no es mortal para los humanos, pero sí que causa mucho dolor y causa secuelas durante bastante tiempo.

10. El canguro

10

La versión australiana del ciervo, y es que en la última década 18 personas han muerto en accidentes de coche causados por la irrupción de estos marsupiales en las carreteras.

11. El murciélago

11

Seguramente sea el único animal de esta lista que es injustamente odiado, gracias a las oscuras leyendas y creencias que lo rodean. En realidad, los murciélagos atacan raramente a los humanos, y son más comedores de insectos que chupadores de sangre; protegen las cosechas de plagas, polinizan las plantas y actúan como un fertilizante natural.

12. Comadreja de cola corta

12

Su aspecto es angelical, pero su carácter es el de un cazador consumado, que puede adentrarse en el mar o recorrer grandes distancias para atrapar a su presa, que suelen ser muchas más de las que puede llegar a comer; su instinto depredador ha acabado con algunas especies de aves en Nueva Zelanda.

13. El gato salvaje

13

Son unas de las mejores mascota domésticas, pero cuando se vuelven salvajes el gato puede ser un auténtico peligro para los humanos, contagiando la toxoplasmosis , y extinguiendo algunas especies en el sur de Asia.

14. El perro

14

El conocido como “mejor amigo del hombre” quizá no sea tan amigable como parece, a tenor de las siguientes estadísticas: hasta 2013 y en poco más de 30 años, 450 personas han muerto a causa de mordeduras de perro en Canadá y EEUU, y más de 2400 sufrieron algún tipo de mutilación; en la India, casi 20000 personas mueren cada año infectados de rabia por la mordedura de un perro, el 90% de las infecciones mundiales por esta enfermedad.

15. El hipopótamo

15

Llamado “Caballo de río” por los antiguos griegos, este animal es uno de los más mortíferos de Africa, debido a su agresividad y sus ataques de forma impredecible; una buena cantidad de barcos y tripulaciones han sido atacados por ellos.

16. La cabra

16

Las cabras han acompañado al hombre desde su domesticación hace casi 10000 años en Irán, pero no por eso no han causado problemas; su principal defecto es su apetito desmedido, acompañado por su afición por morder casi cualquier cosa, su facilidad para la reproducción y una resistencia con la que compiten pocos animales. Así, pueden devastar cualquier zona en poco tiempo si no se les pone un freno.

17. La mangosta

17

Originaria de Asia, la mangosta se introdujo en las islas Mauricio y en las Fidji para que acabaran con las plagas de ratas; depredador astuto, le cogió gusto a los alimentos locales, y acabó siendo una plaga también.

18. El león

18

Para el rey de la selva no es tan extraña la idea de acabar siendo un devorador de hombres, como demuestran los datos: entre 1990 y 2005, 871 personas murieron sólo en Tanzania por ataques de león, y actualmente mueren unas 100 por año por la misma causa.

19. El mapache

19

Los mapaches tienen la cualidad de hacer de cualquier rincón su propio hogar, lo que es muy molesto cuando en ese lugar previamente ya viven humanos; además, son una auténtica plaga para los cultivos de maíz y los animales de corral.

20. El coyote

20

Este animal es la mayor amenaza para los rancheros, pues ataca a sus presas por la noche, preferiblemente el ganado que pasta apaciblemente en sus corrales.

21. La mofeta

21

Lo más molesto de la mofeta es su particular método de defensa ante cualquier amenaza, que es lanzar por el ano un fétido líquido que puede alcanzar a su objetivo hasta a 3 metros de distancia.

22. La rata

22

La generadora de plagas por excelencia, odiada desde el principio de los tiempos, causante de las mayores epidemias de la historia y en especial, de la peste bubónica que asoló Europa en la Edad Media.

23. El búfalo del Cabo

23

El búfalo es una animal muy fuerte que embiste contra cualquier cosa que crea una amenaza sin nada que lo detenga; es el mayor causante de muertes humanas de toda África.

24. El elefante

24

Aunque en Occidente se tiene de ellos una opinión amable, en Oriente la cosa cambia bastante, pues no sólo tienen que convivir con los destrozos que originan por su enorme tamaño, sino que además se sabe que han causado la muerte de varias personas.

25. El ser humano

25

Y es que parece ser que en la misma esencia del ser humano está el odiarnos unos a otros, como lo demuestran las luchas y guerras que se han originado desde el principio de los tiempos. No hay duda que de el mayor mamífero depredador del hombre es el mismo hombre.

Fuente: LIST25.COM

Si te ha parecido interesante, comparte el post y coméntalo más abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *